JOSÉ AUMENTE

 

José Aumente Baena nace el 4 de Abril de 1922 en Córdoba. Hijo de una familia dedicada a la joyería, nieto y sobrino de los primeros concejales republicanos. Pronto se va desvinculando de las labores del taller de la familia y enfoca su rumbo hacia estadios científicos y de pensamiento. Primero se licencia en Medicina en Madrid. Después se especializa en Psiquiatría. Tras un periodo de iniciación en la escuela del prestigioso doctor López Ibor (1948-1950) y una pequeña escala en Jaén (1951-1952), pasa a ejercer la profesión en Córdoba, donde consolida un prestigio en el campo de la psiquiatría.

Ya de joven Aumente tiene una gran inquietud socio-política. Desde los años cincuenta está vinculado a la vida político-cultural del Estado Español.

Se relaciona con amigos suyos pertenecientes a Cántico, grupo interesante y culto que había fundado la revista de poesía Cántico, referente cultural de la época al que pertenecieron Pablo García Baena,Ricardo Molina, Mario López, Miguel del Moral, Joaquín Bernier y su primo segundo Julio Aumente. Más tarde se relaciona con los arquitectos, escultores y pintores que forman Equipo 57 que marcaron una estética específica a la arquitectura moderna.

En 1949 junto a un grupo de amigos participa en la refundación de la antiquísima hermandad del Cristo de Animas de la parroquia de San Lorenzo.

A mitad de siglo empieza a ser conocido como referente moral gracias a sus colaboraciones en revistas de contenido político como Triunfo, Cuadernos para el diálogo, Insula, El Ciervo y otras publicaciones. En todas ellas deja oír su voz de oposición al régimen franquista, incómoda para el poder por su influencia en los movimientos partidarios de un aperturismo hacia las libertades. De igual modo, funda la revista Praxis (subtitulada «Revista de higiene mental de la sociedad», de breve vida y fuerte impacto en los medios universitarios por el nivel intelectual que recogen sus artículos).

En 1963 se publica la encíclica Pacem in Terris de Juan XXIII. Fue entonces cuando a Aumente se le ocurrió la idea de organizar un ciclo de conferencias en torno a dicho documento, el cual venía a renovar la posición oficial de la Iglesia en materia de derechos humanos y de relación con el poder político, de forma progresista y casi insólita para las posiciones que el episcopado español venía manteniendo en aquellos años.

Como consecuencia del éxito que tiene el ciclo de conferencias, que reunió a diferentes grupos sociales, culturales y de militancia cristiana, se decide la fundación en Córdoba en 1963 del Círculo Juan XXIII, un foro de importante labor difusora de ideas y cultura, por la que desfilaron todas las personalidades políticas y culturales de la oposición antifranquista, que integró a todas las personas demócratas de Córdoba.

«Cada día se me hace más necesaria una toma de postura clara, lúcida, coherente, que en cierto modo ofrezca una alternativa al cambio. Cada día se impone con mayor agudeza la necesidad de una democratización que potencie y dinamice el país, que abra perspectivas nuevas y que rompa el inmovilismo y la cerrazón que nos ahoga....Nadie debe seguir siendo un simple espectador, sino en cierto modo considerarse protagonista de nuestro futuro. Todos debemos ser actores en este proceso de convergencia de fuerzas democráticas».

 

Durante su etapa como presidente del Círculo Juan XXIII se abre las puertas a todas las personas demócratas que luchan por las libertades. Carlos Cano da en él su primer recital. Pasaron por allíEnrique Tierno-Galván, Felipe González, Alejandro Rojas Marcos, Marcelino Camacho,...

Su preocupación por el hecho religioso le llevará también a formar parte del Instituto Fe y Secularidad de la Universidad Pontificia de Comillas.

En 1970 recibió el premio Rojas Marcos (instituido por Alejandro y dotado de un premio en metálico de 40.000 Ptas, dinero que sale de los emolumentos devengados por la concejalía hasta el momento de la dimisión del concejal sevillano) acerca de La participación de los ciudadanos en el gobierno de la ciudad. José Aumente presentó para ello un artículo publicado en el Correo de Andalucía siendo el padre José María Javierre director del mismo. Sale premiado de un total de 96 trabajos presentados 

A comienzos de los años setenta José Aumente entra en contacto con Alejandro Rojas Marcos (aunque se habían conocido ya antes en 1963 en un ciclo de conferencias organizado por el entonces párroco de El Salvador de Sevilla, José Antonio Infantes Florido, posteriormente obispo de Córdoba. Acerca de la conferencia impartida por Aumente, Alejandro escribió: «el hablaba, enseñaba, y yo escuchaba, aprendía». Se integra Aumente en el grupo Compromiso Político, (que para poder funcionar se constituyó como una sociedad o empresa C.P.S.A cepesa). Este grupo es el germen del equipo fundador del Partido Socialista de Andalucía (PSA) hoy Partido Andalucista (PA).

En una reunión clandestina de las que tenían lugar en las tabernas de la Sociedad de Plateros, Alejandro le expone el proyecto de constituir una organización política de soberanía andaluza que fuera instrumento de lucha por la democracia, primero, por el socialismo después, y por el pueblo andaluz, siempre. Se trataba de la Alianza Socialista de Andalucía, ASA., que en 1976 se transforma en el Congreso de Málaga en el PSA.

Aumente participa activamente tanto en sus órganos de dirección como desde la fijación de sus postulados teóricos y de su línea política en lo que se ha venido a llamar como el nacionalismo andaluz moderno.

La corta experiencia como concejal en el Ayuntamiento de Córdoba por el PSA le resultará enriquecedora porque según él: «me he dado un baño de realidad, al contemplar los problemas más de cerca, por que yo estaba más en la especulación política». Dejó el cargo de concejal por haber sido nombrado Presidente de la Comisión Permanente del Congreso del PSA (órgano supremo entre los congresos del partido).

El V Congreso Nacional celebrado en el Cine Alcázar de Córdoba en Diciembre de 1983 se caracterizó por una autoafirmación en el ideal andaluz de Blas Infante y en el que se perdió la S de las siglas del partido quedando en PA. Asistieron entre otros muchos Jesús Quintero, Antonio Burgosy Carlos Cano. Aumente, que abrió el congreso, fue muy crítico con el PSOE . Para Aumente «el poder andaluz es necesario para empezar a ser dueños de nuestro propio futuro». Sale nuevamente elegido Presidente de la Comisión Permanente.

Durante los siguientes años su labor política se caracteriza por la continuidad de sus análisis políticos, siendo el primero en usar el concepto de felipismo. En un artículo expresó que « quizás el pecado más grave que el felipismo está transmitiendo a nuestra sociedad sea el descrédito de los políticos, la idea que sean de un color o sean de otro, casi todos son iguales, la mayoría sucumbe al pesebrismo y a la tentación de las muchas ventajas del poder, incluido el boato al mismo». La ética y el poder fueron dos temas que le preocuparon siempre.

En 1986 publica en el Diario 16 un artículo que empieza así: «Para los que hemos creído y creemos en un proyecto político – el andalucismo – y hemos sufrido por el, resulta decepcionante cómo una y otra vez apenas cala éste en la decisión del voto de los andaluces. La reacción psicológica más inmediata es tirar la toalla, mandar a paseo al pueblo andaluz y retirarnos a nuestra vida profesional y privada. Sin embargo reconoce más adelante que pasada la primera reacción de desánimo, la reflexión se impone: lo que tiene necesidad de ser – lo que es obligadamente obligado que exista – tendrá más tarde o más temprano que abrirse caminos e imponerse por la propia realidad de las cosas. Y es que los andaluces no acabamos de darnos cuenta que somos tales, no sólo por haber nacido aquí, por hábitat, por geografía o por sentimientos; no sólo por el cante jondo, bailar sevillanas o vivir el Rocío. También tenemos que ser andaluces políticamente, o lo que es lo mismo, funcionar políticamente como andaluces»

En 1987 tanto por los resultados electorales como por su salud (había tenido un infarto de corazón) escribe una carta en la que dimite como presidente de la Comisión Permanente : «...Pero no quiero pasar este día sin que os participe una decisión que vengo reflexionando hace tiempo y que ahora es casi obligada : dejar la presidencia de la Comisión Permanente. Hay razones de índole política, de renovación, de puesta al día, que recomiendan caras nuevas y actitudes distintas, En el partido no debe haber "budas" ni "vacas sagradas", sino personas dispuestas a luchar, dar la cara, y dotarlo de un nuevo impulso. También creo que personas como yo pueden desempeñar un mejor papel en la retaguardia / vanguardia ideológica, mediante la reflexión, los escritos, aportando material de divulgación. Aquí esta mi verdadero papel, y es una tarea que estoy dispuesto a asumir con la mayor dedicación....Hay que seguir adelante, hay que luchar, y yo estoy convencido de que nuestra verdad – la verdad del andalucismo, la existencia de un partido nacionalista andaluz - más tarde o más temprano tendrá que abrirse camino en la conciencia del pueblo andaluz. Por todo ello, contad conmigo en la medida de mis nuevas posibilidades, para el bien de nuestra causa».

 

José Aumente , casado y con cuatro hijos, falleció el 6 de noviembre de 1996 a los 74 años. Como ensayista deja un sinfín de artículos en sus tribunas asiduas en medios de prensa escrita como Diario de Córdoba, El País, ABC, Diario 16, El Correo de Andalucía, El Independiente, Nación Andaluza yEl Mundo.

También publicó libros que son catecismos de valores éticos, como Confrontación, diálogo y compromiso (1967), La cuestión nacional andaluza y los intereses de clases (1978), Los fundamentos del nacionalismo andaluz (1980), Nacionalismo Andaluz (1980), Desde Andalucía a contracorriente (1992) o Escritos políticos (1992).

Normado "Cordobés del Año", premiado por la asociación Córdoba 2000, el Parlamento andaluz distinguió a José Aumente a título póstumo con la medalla de Oro de Andalucía. De igual modo la Diputación Provincial de Córdoba impuso al pensador andaluz su máximo galardón y Lucena cuenta con una calle dedicada a Aumente.

Miguel García Capilla, Junio de 2000

 
Revandalus.com 2013